Facebook quiere usar drones para llevar internet a zonas remotas

Facebook ya ha realizado dos pruebas con estos drones y parece que, poco a poco, empiezan a haber progresos.

Facebook

La compañía Facebook y su CEO, Mark Zuckerberg, están muy comprometidos con llevar internet a todo el mundo posible. Ya sabemos que hay muchas zonas y países donde la calidad de la conexión es muy pobre, o el acceso es directamente posible. Con la idea de intentar solucionar este problema, la iniciativa Internet.org, a la que pertenece Facebook, ha puesto en marcha un plan para llevar internet a zonas remotas con el uso de drones. Tal y como informaron desde la empresa el pasado jueves, Facebook ya ha realizado dos pruebas con estos drones y parece que, poco a poco, empieza a haber mejoras.

Estos drones, como ya podemos imaginar, son aeronaves que no necesitan tripulación ninguna y pueden volar de forma autónoma. No solo eso, además funcionan con energía solar, por lo que podrían tener un nivel de independencia muy alto, ideal para el propósito con el que se han creado.

La idea de Facebook es crear nada menos que una flota de estos drones. Gracias a la energía solar, los drones podrían volar por su cuenta durante unos cuantos meses. Tendrían también la capacidad de comunicarse entre sí con el uso de lásers, de modo que ampliarían la conectividad del terreno. Sin embargo, ¿cuál es el estado actual de las pruebas que han realizado?

Facebook

Las pruebas sobrepasaron las expectativas de los ingenieros

Aunque todavía no están cerca de su objetivo, las mejoras son notables. De acuerdo con Facebook, la primera prueba (que se realizó en junio del año pasado), se consideró todo un éxito. El dron sobrevoló el desierto de Arizona a lo largo de una hora y 36 minutos, mucho más de lo que se había planeado inicialmente. Poco después, al parecer, el dron se estrelló y sufrió daños en una de sus alas.

El 22 de mayo se realizó la segunda prueba. En este caso, tal y como explicó Martín Luis Gómez, director de plataformas aeronáuticas de Facebook, el dron consiguió volar durante una hora y 46 minutos. Poco después aterrizo en Yuma, en Arizona, y solo tenía unos pocos golpes que se podían arreglar con facilidad.

Según las declaraciones de Gómez, se le añadieron unos alerones a las alas del dron con tal de poder aumentar su resistencia y reducir el impulso en el aterrizaje, con lo que quizá se podrían evitar daños mayores en las aeronaves.

Dejar respuesta