Hackers filtran vídeos y fotos privadas de Paige de la WWE

Hackers filtran vídeos y fotos privadas de Paige, luchadora de la WWE.

Malware

La última víctima de los hackers ha sido la luchadora de la WWE conocida como Paige. El mes pasado, los hackers lograron hacerse con fotos y vídeos privados de la famosa, y también con varios de sus chats de WhatsApp, y han prometido que publicarán más datos personales de la famosa en el futuro. Estas imágenes y vídeos son de contenido explícito y privado de la luchadora, y según los criminales, hay más por llegar.

Hacker

Según los chicos de HackRead, los hackers han declarado que van a hacer públicas más imágenes y vídeos de la luchadora de la WWE Paige. Hasta ahora, los vídeos y fotos disponibles han sido publicados en una página de cotilleos de famosas. Las filtraciones de vídeos llegan justo después de que Paige anuncie que va a volver a trabajar en la WWE. Todavía no se sabe si los hackers maliciosos que están detrás de este robo de imágenes y vídeos están relacionados de alguna forma con los hackers que robaron las fotos de Jennifer Lawrence y otras famosas hace ya unos años. Sólo durante el año pasado, tres de esos hackers han sido arrestados por acceder sin permiso a las cuentas de Gmail y de iCloud de un gran número de famosas.

Varias luchadoras de la WWE afectadas

Tan solo en noviembre de este año, los hackers filtraron imágenes de dos luchadoras de la WWE: Maria Kanellis y JoJo. Este mismo mes, los hackers han publicado nuevas fotos de Maria Kanellis, y Paige escribió un comunicado sobre lo traumático que es que sus vídeos y fotos personales se hayan hecho públicas en internet.

“Dejé de comer, de dormir, y hasta perdí pelo. Se me cayó el pelo del estrés. Me partió el corazón. ¿Por qué alguien querría hacerle eso a una persona?”.

Está claro que ninguno de nosotros está a salvo de los hackers, pero cuando eres una persona pública el riesgo de caer víctima de este tipo de ataques de robo de contraseñas es mucho mayor. Las autoridades ya están buscando a los autores del crimen.

Dejar respuesta