CovertBand, el nuevo ataque que permite a los hackers espiar tus dispositivos

Un nuevo método de hacking basado en la tecnología sónar permite a los hackers espiar tus movimientos.

Hacker

Tus dispositivos móviles son vulnerables a un nuevo ataque de hacking que muestra todos tus movimientos. Los investigadores acaban de descubrir una nueva técnica de ataque basada en la tecnología sónar que permite a los hackers tomar control de tus dispositivos Smart, ya sean neveras, televisores o tu móvil, y usarlos para detectar tus movimientos, convirtiendo tus dispositivos en cámaras de vigilancia que avisan de tus propios movimientos.

El ataque ha sido bautizado como CovertBand, y mediante esta técnica los hackers pueden saber lo que está haciendo su víctima en cada momento (incluyendo cuando están en la cama… Solos o acompañados). El ataque CovertBand ha sido desarrollado por la escuela de ingeniería informática de Paul G Allen, en la universidad de Washington, y tiene suficiente potencia como para espiar a sus víctimas a través de una pared.

CovertBand te espía a través de las paredes

El ataque, que está basado en la tecnología sónar, utiliza los micrófonos y los altavoces instalados en los dispositivos Smart para que envíen y reciban datos, usando así las ondas de sonido para saber dónde está su víctima. El ataque requiere que la víctima se descargue una aplicación maliciosa en Android, que una vez instalada, emite música junto a las ondas de sónar y permite al atacante saber dónde se encuentra su víctima, si se está moviendo, y qué está haciendo, sin importar que haya paredes de distancia. La víctima no se da cuenta de las ondas de sónar dado que están ocultas entre la música.

CovertBand puede vigilar a varias víctimas a la vez, aunque haya barreras, y puede diferenciar entre movimientos rítmicos y lineares”, han declarado los investigadores. “Hemos hecho experimentos en cinco casas reales para mostrar la capacidad de nuestro ataque con nuestro prototipo, y hemos mostrado varios escenarios que un atacante podría utilizar para obtener información sobre las víctimas a través de paredes, incluso cuando el atacante no puede ver a su víctima o escuchar sus movimientos, utilizando dispositivos fiables que se encuentran en la casa de la víctima”.

Dejar respuesta