Los maratones de juegos que duran toda la noche están a punto de acabar para los niños chinos, ya que el gigante de internet Tencent acaba de comenzar a limitar los tiempos de juego para los niños. En concreto, ha limitado el acceso a su mayor éxito, King of Glory, para asegurar “el desarrollo sano de los niños”. Los jugadores más jóvenes verán restringidas sus horas de juego a una o dos horas de batalla en el multijugador online, que tiene más de 80 millones de jugadores activos cada día. China está preocupada de que una exposición demasiado prolongada a estos juegos suponga una amenaza seria a la juventud del país, y por eso Tencent ha dado el paso de restringir las horas de juego.

King of Glory

Tencent, que se sitúa como la primera compañía en el top de ganancias por juegos móviles, ha afirmado en un comunicado que King of Glory estaba pensada para “traer alegría… pero jugar en exceso no trae alegría ni a los jugadores y a sus padres”.

Se estima que 24 millones de jóvenes en China son adictos a internet

Los medios estatales informaron en abril de este año que un adolescente de 17 años del sur de Guangdong sufrió un ataque tras pasar 40 horas consecutivas jugando a King of Glory, lo que evidencia el problema. Es por eso que Tencent ha decidido establecer una regulación: los usuarios de hasta 12 años solo podrán jugar una hora al día, y no se les permitirá entrar al juego pasadas las 9 de la noche. Los jugadores entre 12 y 18 años podrán jugar dos horas al día, pero el límite horario permanece. Estos cambios se harán activos de forma inmediata.

Según la compañía, aquellos que sobrepasen sus horas de juego verán perdida la conexión, ya que el propio juego les obligará poniéndose en modo sin conexión. Tencent también limitará la cantidad de dinero que usen los menores de edad en la plataforma, para frenar el consumo desproporcionado.

Estas no son las primeras medidas que implementa Tencent

A principios de año ya se implementaron otras medidas de seguridad en King of Glory, como un sistema de autenticación del nombre real y un software que permite a los padres colocar bloqueos electrónicos en el juego. China fue el primer país en declarar la adicción a internet como un desorden clínico en 2008, e introdujo la primera legislación que prohibía a los menores jugar a juegos online entre medianoche y las 8 de la mañana este mismo febrero.

Sin embargo, dada la ausencia de “regulaciones claras contra la adicción a los juegos móviles, hemos decidido liderar y disipar las preocupaciones parentales”, ha dicho Tencent. “También llamamos a los padres a que pasen más tiempo con sus hijos, para permitirles sentir el calor de crecer”.

En los últimos años, los padres chinos comenzaron a enviar a sus hijos a centros de rehabilitación para la adicción de internet, conocidos por sus tácticas militares. Quizás, con medidas como la de Tencent, ya no tengan que hacerlo.

Dejar respuesta