Aparece nuevo adware desconocido en extensiones antiguas de Google Chrome

Una compañía todavía sin identificar se está dedicando a comprar activamente las extensiones más antiguas del navegador Google Chrome.

Google Chrome

Parece que una compañía todavía sin identificar se está dedicando a comprar activamente las extensiones más antiguas del navegador Google Chrome y las está utilizando para inyectar adware y ganar dinero a costa de los usuarios que todavía las tienen instaladas. La forma en la que esta compañía desconocida trabaja es bastante fácil de explicar: primero compran extensiones viejas del navegador Google Chrome que hayan sido abandonadas, o que no hayan sido actualizadas durante bastante tiempo, y después las actualizan inyectando adware en su interior para ganar dinero a costa de los usuarios.

Y aunque es cierto que varios usuarios de estas extensiones ya han denunciado el suceso a Google, normalmente la compañía tarda varias semanas en tomar cartas en el asunto. Además, dado que se trata de extensiones que ya han sido aprobadas por Google, estas actualizaciones maliciosas esquivan sin problemas las medidas de seguridad de Google Chrome.

El beneficio reside en que cada una de estas extensiones obsoletas sigue instalada en los navegadores de miles de usuarios a día de hoy, ya que aunque los desarrolladores hayan dejado de prestar soporte a cada extensión, los usuarios no la han deshabilitado.

Chrome

Qué podemos hacer para protegernos

Primero, deberíamos escribir en nuestro navegador Chrome “Chrome://extensions/” para poder ver con claridad cuáles son las extensiones que tenemos instaladas y qué permisos tiene cada una.

Segundo, deberíamos limpiar nuestras aplicaciones de Chrome. Para esto escribimos en el navegador “Chrome://apps/” y desinstalamos todo lo que no estemos utilizando.

Tercero, si recibes una notificación de una extensión de Chrome pidiéndote que le concedas nuevos permisos, asegúrate antes de aceptarlos que se trata de algo que realmente necesitas. Por último, si sospechas que tu PC está realizando actividades extrañas, denuncia la extensión causante a Google de inmediato.

Una vez que hayáis seguido estos pasos y que vuestro navegador Google Chrome esté limpio de extensiones no deseadas y aplicaciones, recordad que no debéis instalar extensiones nuevas si no las vais a utilizar después. Y con esto deberíais poder disfrutar de una experiencia de navegación segura.

Dejar respuesta