En los últimos meses, se rumoreaba cada vez con más fuerza que la Unión Europea podría estar preparándose para lanzar una multa a Google por llevar a cabo ciertos abusos en el mercado de los buscadores. Parece que los rumores cada vez sonaban más y más fuertes, y todo apunta a que la multa alcanzará los mil millones de euros. Lo cierto es que la Unión Europea tiene la autoridad para multar a Google hasta por un 10 por ciento de sus ganancias, o una cantidad cercana a los nueve mil millones.

Por qué, entonces, se trata de mil millones y no de otra cantidad no está muy claro aún, ya que no parece haber una fórmulada. Parece, en todo caso, que se trata de una cantidad con un número grande que llamará la atención y funcionará como acción punitiva contra la empresa. El origen de la multa está en los supuestos abusos que Google ha realizado dentro del mercado de buscadores.

De acuerdo con las declaraciones originales de la Unión Europea, decían, entre otras cosas, que Google posiciona de forma sistemática y muestra su servicio de comparación de compras en las páginas de resultados generales, sin importar los méritos del mismo. Por otro lado, no aplican las mismas penalizaciones a sus propios servicios comparativos, como sí lo hacen con los de otras empresas. Esto puede acabar en que su rango descienda en la página de resultados generales de Google.

Google

Google no ha podido llegar a un acuerdo con la UE

Por todo esto, parece que Google está favoreciendo descaradamente sus propios servicios, como Google Product Search y Google Shopping. Ambos servicios han tenido un crecimiento mayor, afectando así a toda su competencia en el mismo sector. Pero esto no es lo único de lo que se acusa a Google.

La Unión Europea también declarada que hay problemas con varios acuerdos de exclusividad de provisiones en Google AdWords y algunos contratos con fabricantes de teléfonos Android. Todo esto podría acarrear multas similares para la compañía.

Por su parte, Google se ha defendido diciendo que sus prácticas benefician a los consumidores. Tanto la Unión Europea como la empresa llevan años trabajando para solucionar este caso, pero parece que no se ha podido llegar a ningún acuerdo. Si la multa finalmente se procesa, lo más probable es que Google apele al Tribunal de justicia europeo.

Dejar respuesta