El 14 de febrero se celebra el día del amor y la amistad en casi todo el mundo. Aunque cada país tiene sus tradiciones distintas, está claro que es un día para ensalzar el amor y decirle a esa persona especial lo importante que es para ti, de la mejor manera que se te ocurra. Aunque está claro que no deberías esperar a San Valentín para tener un detalle, siempre es bonito celebrarlo de alguna forma especial; pero no siempre tiene por qué suponer un enorme gasto de dinero. ¡Hay muchas maneras de decirle a alguien que le quieres, y que es especial para ti! Pero antes de ver cómo, ¿sabéis de dónde viene esta celebración?

En el vídeo que acabáis de ver, del canal de Rodrigo Septién, Pascu y Rodri nos cuentan en origen de San Valentín en un nuevo Destripando la Historia. ¿A que es interesante?

El origen de San Valentín

Como habéis podido ver en el vídeo, San Valentín se remonta al Imperio Romano, aunque por aquél entonces no se le conocía con el famoso nombre de San Valentín… ni se intercambiaban regalos. Los cristianos fueron quienes adaptaron la festividad, algo que se ha hecho con muchas otras fiestas paganas (como la Navidad); y fue Geoffrey Chaucer, el famoso poeta inglés, quien la popularizó en occidente. El día comenzó a ganar cada vez más presencia entre la gente en el siglo XV, sobre todo en Francia y en Gran Bretaña, aunque poco a poco se extendió a países como Alemania e Italia.

Fue a partir del siglo XV cuando también comenzaron a enviarse cartas de amor o poemas para celebrar este día, y a partir del siglo XIX comenzó a comercializarse la fiesta. Pasaron de enviar poemas de amor a tarjetas, flores y bombones, entre otras cosas. La llegada de Cupido es más tardía, y tiene su origen en Estados Unidos en 1842, de la mano de Angel Howland, quien comenzó a vender tarjetas de San Valentín que se conocen ahora.

¿Dónde se celebra San Valentín?

Esta festividad es casi mundial, y se la conoce como el Día de los Enamorados o Día del Amor y de la Amistad. Cada región tiene su propia tradición, que incluyen hacer regalos anónimos, dedicar serenatas, enviar flores o bombones o comprar regalos más caros. Curiosamente, no todos los países celebran San Valentín el 14 de febrero, y en ciertos países está prohibida su celebración.

amor

En países como Japón, por ejemplo, son las mujeres las que deben regalar chocolate a los hombres, y no al revés. Todas las chicas hacen regalos a los hombres de su familia y al chico que les guste; y, un mes después, durante el conocido Día Blanco del 14 de marzo, el chico debe devolverle el regalo a la chica.

Qué regalar en San Valentín

Además de los típicos regalos que podemos hacer a nuestra pareja, que van desde flores o bombones hasta alguna cosa que sepas que quiere, ¡podemos hacer mucho más! No es necesario gastarse dinero comprando chocolate uno de los días en los que más caro está. Como bien nos recuerdan desde TeamViewer, es posible sorprender a nuestra pareja por San Valentín de muchas formas. Podemos enviarle una nota por WhatsApp o correo electrónico, recordándole lo mucho que le queremos, si en ese momento no está con nosotros o tenemos una relación a distancia. Si vivís juntos, ¿por qué no le escribís una frase bonita en el espejo, usando un simple lápiz de ojos? ¡Será lo primero que vea al levantarse!

También podéis preparar una escapada sorpresa, ya que no hay mejor manera de celebrar el amor que haciendo un viaje juntos. No tiene que ser un destino muy exótico: podéis pasar un día en la ciudad vecina o incluso ir a la playa a pasear (bien abrigados si hace frío) o hacer un picnic en el monte. ¡Las oportunidades son ilimitadas!

Y vosotros, ¿cómo vais a celebrar San Valentín?

Dejar respuesta