Chrome gana a Microsoft Edge en un nuevo test para medir la duración de batería

Los resultados mostraban que Edge no rendía tan bien como la misma Microsoft aseguraba.

Chrome

Cuando Microsoft lanzó Windows 10, una de las grandes novedades incluida en el sistema operativo era el nuevo navegador de la compañía. Desechaban Internet Explorar en favor de uno mejor y más actualizado: Microsoft Edge. Este navegador era uno de los puntos en los que más se centra Microsoft cuando habla de las ventajas de Windows 10. De acuerdo con lo que ellos aseguraban, Edge es el navegador de internet más rápido de todos. Más que Firefox y más que Chrome. Este hecho estaba pasado en diferentes pruebas que habían realizado ellos mismos y que probaban lo que decían.

Sin embargo, parece que la realidad no es tan bonita como la pintaban desde Microsoft. El YouTuber Linus Tech Tips opina que las declaraciones de la compañía de Redmond no reflejan la realidad. Desde este canal de YouTube han realizado sus propias pruebas en las que comparaban Microsoft Edge con otros navegadores como Google Chrome, Mozilla Firefox y Opera.

Los resultados mostraban que Edge no rendía tan bien como ellos mismos aseguraban, al parecer. Para realizar estas pruebas, Linus Tech Tips utilizó portátiles Dell Inspiron con especificaciones similares. Lo que descubrió es que Microsoft Edge se queda por detrás de Chrome y Opera en lo que respecta a las pruebas de duración de la batería. Al menos sí que parecía haber ganado a Firefox.

Chrome

Chrome queda por delante de Edge en todas las pruebas

Por lo visto, de acuerdo con los resultados, la diferencia de duración entre ambos navegadores es de 40 minutos en favor de Chrome. Opera se queda algo más cerca de Edge que de Chrome. Microsoft lanzó en el pasado la actualización de los Creadores para intentar darle un empujón más de eficiencia, pero parece que ni con esas han logrado ganar a Chrome.

Para echar más sal a la herida, parece que estos tests de Linus Tech Tips han demostrado que si emplean la misma metodología que usó Microsoft, Chrome sigue saliendo victorioso del enfrentamiento. El navegador de Google empata con Firefox como los más rápidos, y Microsoft Edge llegaría justo después.

La idea de utilizar el mismo tipo de dispositivos con características similares es probar la consistencia, de modo que así se puedan ver las pequeñas diferencias que surjan en cuanto a rendimiento entre los diferentes navegadores. En cualquier caso, si os interesan todos los detalles concretos, podéis echar un vistazo al video de Linus Tech Tips.

Dejar respuesta