Facebook incluye anuncios políticos con malware y estafas

Se trata de una estafa orientada a gente mayor y gente no muy familiarizada con la tecnología.

Facebook

En septiembre de este mismo año, Facebook permitió la publicación de una campaña de anuncios sobre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. La campaña, que aparentaba ser una noticia, apareció en los muros de los usuarios de la plataforma que residen en los Estados Unidos, lo cual era de esperar… Lo que resultó más inesperado es que los usuarios que hicieron clic en dicho anuncio acabaron en una página muy distinta, donde se les advertía de que su PC estaba infectado con todo tipo de malware y que su información personal y bancaria había sido filtrada.

Se trata de una estafa orientada a gente mayor y gente no muy familiarizada con la tecnología, que está volviéndose muy popular entre los criminales hoy en día. La página maliciosa nos muestra un mensaje alarmista, y un número de teléfono para “solucionar” este problema. Por supuesto, en el otro lado de la línea están los estafadores, que piden dinero al usuario para “arreglar” su ordenador.

Facebook

Desconfía de los enlaces desconocidos, aunque se encuentren en anuncios

Este tipo de anuncios de temática política tienen un ratio de conversiones muy alto, y son utilizados a menudo por páginas de noticias para obtener más visitantes. Sin embargo, los hackers maliciosos también llevan sacando provecho de este tipo de anuncios desde hace al menos un año, esquivando los algoritmos de seguridad de Facebook en el proceso. Estos anuncios normalmente contienen mensajes provocativos para despertar la curiosidad de los usuarios de la red social.

Otra de las estafas descubiertas, más sofisticada que la anterior, incluye una página de phishing. La página finge ser un portal de noticias (por ejemplo, Fox News, o la BBC) y contiene la noticia anunciada en Facebook, por lo que un usuario despistado podría pensar que se trataba de un anuncio legítimo. La trampa llega cuando la víctima lee la siguiente noticia, que suele anunciar un producto para curar la disfunción eréctil o parecido, y lo compra. Como imaginaréis, el producto nunca llega, y no vuelve a ver su dinero.

Dejar respuesta